martes, 27 de octubre de 2009

Si Has Pasado de Largo




Dígame cuántas veces has pasado de largo ante el dolor? cuántas veces, por tus negocios e intereses, has dejado atrás a los maltratados que se arrastran en busca de un poco de amor y de consuelo? ¿ cómo has podido cerrar tus ojos mientras alguien te busca con un aliento inútil de esperanza? ¿ cómo has podido cerrar el corazón? Si asi lo has hecho...
Mira tus manos, que parecen limpias, levántalas ante la luz diáfana y transparente de la presencia de Dios: No sé si tú lo notas... pero Dios ve sangre en tus manos, tus manos manos no están limpias, hay sangre de las almas que han muerto, en ellas... Eres culpable ante Dios, por que has cerrado tus labios cuando has podido advertir a las víctimas del peligro que les amenazaba.

Dios está gritando desde el cielo, que el impío morirá... morirá por sus pecados... pero Dios no quiere que muera... Dios quiere que el impío sea salvo... ! por eso Dios te ha señalado a tí, aqui en la tierra, como atalaya¡ Debes advertir del peligro... !!! ay de tí si no gritas, si no anuncias¡¡¡ !!!Predica, anuncia, advierte, exhorta. Profetiza la vida, sobre la muerte, ponte de pie en medio de este mundanal sepulcro y vuélve tu espada contra la muerte ¡¡¡
Moisés dijo: No sé hablar. Jonás tomó el camino de los profetas rebeldes, que lo llevaron en sentido contrario del mandato de Dios, a su vida. Jeremías dijo soy un niño. David dijo quién soy yo? Job dijo: soy gusano y no hombre. En realidad que todos se resisitieron y nos hemos resistido... pero somos más fuertes que Dios? ¿ cuánto tiempo resistiremos al irresistible? ¿cuántos años aguanteremos luchando contra Él, que no envejece y es Eterno? Si estas vivo y aun puedes leer mis palabras, quiero decirte que hoy puedes limpiar tus manos y tu conciencia... la sangre de Jesús también es para tí.

Mira a tu lado, hay alguien herido. Un hombre ha quedado golpeado en el camino. Una ramera está a punto de ser apedreada, sin dársele una oportunidad; un ladrón de impuestos quiere quitarse la vida. Millones de niños y jóvenes abusados están en las cárceles infernales esperando que alguien rompa sus cadenas. Y aún en las selvas impenetrables y en los sitios desérticos del mundo hay gente moribunda y olvidada... mientras Dios sigue gritando:
Quién irá? Quién irá? Quién irá por nosotros? Tú puedes ir... o puedes ayudarnos a ir.

Carcoma de Los Huesos



Lo dijo el sabio hace siglos atrás: la envidia es carcoma de los huesos . Cervantes la llamó raíz de infinitos males. La envidia es entristecerse por el bien ajeno. Es uno de los pecados más comunes, practicados y tolerados entre la gente cristiana, ayer y hoy. Es un pecado tan estéril como un desierto y costoso de comprender y de confesar. Puede estar en el corazón de una persona de manera tan imperceptible que dificilmente ésta lo notará.
Se me hace a mi que el envidioso es el más pobre y miserable de todos los mortales, por que sufre mientras se ahoga en el entristecimiento más inútil y más amargo: el causado por la felicidad ajena. Él es infeliz y desdichado cuando los demás son felices y dichosos.

El envidioso procura aquietar su dolor disminuyendo en su interior los éxitos de su prójimo. Cuando ve que otros son más alabados piensa que la gloria que se tributa a los demás se la están robando a él, e intenta compensarlo despreciando o desprestigiando a quienes sobresalen o poseen más cualidades que él. Pero un alma verdaderamente pura se alegra sinceramente con los éxitos de un amigo.
La envidia suele ser un pecado practicado en la familia y entre amigos. Se dice que al patriarca José sus hermanos le tenían envidia y que por eso conspiraron contra él para matarle. La envidia los arrastró al odio y los tornó en asesinos de su propio hermano. La envidia proviene de un corazón dañado y torcido, y para arreglar tal imperfección es necesaria una circuncisión en el alma. Los que estudian el comportamiento humano afirman que la envidia es un pecado que afecta a temprana edad a las personas. Se manifiesta primero en esas envidias tontas de niños y muchachos, cuando no se quieren prestar un juguete, o cuando se entristecen por que a su amigo le han comprado algo que él no tiene. O por que su compañero sacó mejor nota que él, etc.

El apóstol Pablo da en el clavo cuando escribe que el amor no tiene envidia, por que lo único que puede curar al hombre de este mal, es el amor, pues el amor no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor. Salomón descubrió que toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo, y hallamos en Romanos 1:18-32 acerca de aquellos que habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido, por lo cual Dios los entregó a una mente reprobada para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia ... Quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte.

A menudo nosotros los predicadores hablamos del adulterio, la fornicación, las embriagueces etc, pero tenemos una falta grave al no señalar y denunciar otros pecados como este horrible pecado mortal de la envidia , ¿ o es que no queremos hablar de algo que nos está carcomiendo los huesos, a nosotros mismos dentro del liderazgo ?
La envidia lleva también a pensar mal de los demás sin fundamento suficiente. A interpretar las cosas aparentemente positivas de otras personas, siempre en clave de crítica. Asi el envidioso llamará interesado y ambicioso a áquel que lo trata de corregir o que desea que las cosas mejoren en su entorno mutuo. Llamará ladrón y sinvergüenza a cualquiera que tenga éxito material. Como sucedió con el rey Saúl le ocurre al envidioso cuando ve que su amigo y su hermano hace cosas que él no puede hacer, cuando oye que la gente habla mucho de su amigo y de su hermano y no habla tanto de él, entonces piensa que su amigo quiere quitarle del puesto, usurpar sus funciones, y le sobrevienen entonces al envidioso los más malignos pensamientos, contra su propio hermano o amigo. Puede ser que los demonios ocupen entonces la mente y el corazón de tal persona, trayéndole odio, rabia, celos, e intentos homicidas contra alguien que le ama de veras.

Los envidiosos no admiran a nadie. Los dones o cualidades es un sentimiento natural que los envidiosos ahogan llenos de rabia, en la estrechez de su corazón. Isaías dice que se avergonzarán los que envidian a tu pueblo. Y tú no tengas envidia de los hombres malos, ni desees estar con ellos; por que su corazón piensa en robar, e iniquidad hablan sus labios. ( proverbios 24:1 ).

La Gente Anónima de Dios



N.N. Ningún Nombre. Ningún aplauso. Ningún reconocimiento, esto y más es propio para la gente anónima. La G. A. es una especie de persona angelical, son invisibles, no quieren ser vistos, ni reconocidos, ni aplaudidos, ni mencionados, ni nominados. Como los ángeles están detrás de nosotros, o cerca a nosotros y nos ayudan, y nos defienden, y nos protegen, y nos alimentan, y nos fortalecen... Y extrañamente nosotros no los vemos; tampoco les agradecemos. Esa G. A. nos la da Dios como uno de esos regalos maravillosos que nosotros no merecemos.

PUEDE SER QUE SEA


La G. A. no es muy común en este mundo arrogante y pasajero, en realidad que son tan pocos, que se les puede contar con los dedos de la mano. Muy pocos quieren vivir en el anonimato, la gran mayoría quiere estar en el podio, arriba donde podrá ser notado, aplaudido y admirado.
Puede ser también que ese anónimo sea tan común para usted que usted no le de mucha importancia, pero que valor tan inmenso tiene la Gente Anónima de Dios, ellos valen oro y su peso viene en kilates.

APLAUSOS DE CORAZÓN PARA LOS ANÓNIMOS

En mi vida peregrina y misionera Dios fue muy bueno al regalarme el privilegio de tener a mi lado verdaderos ángeles de carne y hueso. A ellos les debo millones de aplausos, y ellos son los que merecen todas las medallas de honor... en honor a la verdad el podio es también para ellos.

UN ANGEL QUE LLEGÓ A MI VIDA HACE 20 AÑOS

No se le veían las alas por que no las tenía ni las necesitaba, solo le vi una dulzura y sencillez tan profunda que de veras avergonzaba; tocó a mi puerta un dia y yo le dejé pasar, le retuve y nunca más le dejé ir hasta el dia de hoy. Ha estado en el anonimato y tras los escenarios invisible y silenciosa; he visto a muchos cruzar junto a ella y menospreciarla mientras me aplauden a mi, como me ha dolido el corazón cada vez que he visto esto. Ellos no saben que ella ha trabajado noche y dia elaborando una trama maravillosa que termine siempre en un final feliz.
Este ángel tan particular es mi esposa... ella ha entendido su misión y la mía; cuantas veces me ha encontrado deshecho en lágrimas y debatiéndome entre la vida y la muerte, y Dios la ha usado para volverme el aliento...

Para mi ella es la mejor madre que he conocido, sabia, prudente, diligente, amiga de nuestros hijos, silenciosa, observadora, inspiradora de bien, maestra y ejemplo.
Una valiente compañera que me avergüenza a veces con su heroísmo. Con fe de niña, con sencillez cristiana, con discernimiento espiritual, profundo, y siempre anónima.
Ella merece después de Dios, estar en la primera página de mi corazón y en la portada del libro que se escribe solo para los héroes.

LA LLAMABAN MAMÁ ENTRE LOS NATIVOS

Los nativos lloraban como niños cuando fueron a despedirla; sentían a Berlides como a una verdadera madre. Ella los escuchaba, oraba por ellos, les compartía la Palabra, era capaz de vaciar la cocina por amor a ellos. Les distribuía constantemente fardos de ropa, bolsas de comida, medicamentos. Ella los cuidaba y los amaba como a sus propios hijos. Me desgarró el corazón ver a aquellos nativos pegar su rostro contra la pared y llorar como verdaderos niños, mientras gritaban en forma de endecha: se va nuestra mamá.

ELLA SE QUEDA... Y ME DESPIDE

Como persona anónima mi esposa me ha acompañado 20 años, y ha aceptado con humildad y alegría mi vida de misionero. Siempre, desde la primer semana, de casados, ella lo supo y lo aceptó... Yo viviría a veces más fuera de casa y de iglesia que adentro... Ella le enseñó a mis hijos a comprender el llamado de Dios a mi vida, de tal forma que mis hijos lo entienden y me animan... He pasado por causa de la obra de Dios hasta 7 meses separado de mi esposa y de mis hijos... Y ella en el anonimato, me ha cubierto de oración dia y noche. Ella y mis hijos son mi equipo de familia, siempre anónimos; cada victoria mia, en realidad les pertenece también a ellos. Las almas bendecidas en cada sermón que predico, no saben que detrás de mi, estas personitas anónimas han puesto tanto de ellas, que siempre me siento en deuda... Una deuda que me cobran y piden que les pague con besos, con abrazos o con una pizza de cariño, cada vez que regreso a casa después de cualquier viaje.

EN LAS HORAS CRUCIALES.


Los N. N. Son la reserva de Dios para las horas cruciales de la historia humana... Miren ustedes al joven esclavo encerrado en una horrible cárcel de Egipto; sin amigos, sin coterráneos, sin influencia alguna; siendo solo un preso más y en un país extraño.
Eso era José en Egipto, un joven anónimo, pero Dios decidió un día, tal vez en el dia de mayor angustia para él, sacarlo del anonimato y hacer de él una estrella brillante, que aun hasta el dia de hoy titila y resplandece con brillos de fe ejemplar.
Miren también a la huerfanita Esther, otra anónima más, o a Josué el siempre fiel y siervo de Moisés o al niño de los 5 panes y los 2 peces cuyo nombre nunca supimos, o a la mujer Samaritana, convertida y transformada en una verdadera evangelista, y qué más diremos?

¿ Es usted un anónimo moderno? ¿ es usted la esposa de un líder o pastor que en todos los años de su vida matrimonial, escogió el camino del anonimato?

¿ es usted un colaborador de algún líder destacado y exitoso, al cual nunca se le ve en la cumbre del reconocimiento? Quien quiera que sea usted déjame decirte que te admiro y te recuerdo que los 7 ojos del Espíritu de Dios ha visto hace tiempo lo que tu pastor o esposo o padre etc, no puede ver con tan solo 2 ojos... Te aliento a aceptar el anonimato como un verdadero llamado de Dios... Algún dia, en algún momento crucial entenderás por qué Dios, te llevó por dicho camino... Cuando eso suceda, dé gloria a Dios y acuérdese de mi...