martes, 21 de septiembre de 2010

A Todos Ustedes Mis Amigos

 J Omar Tejeiro R

A los que me recuerdan que soy de carne y hueso y me hacen sonreír cuando la vida me parece triste, monótona y gris. A los que me critican de frente y me dicen las cosas sin tanta vuelta o con una sonrisa picaresca. A esos que se ausentan de repente y desaparecen dejándome espacios y haciendo silencio para no ser molestos, pero que luego están junto a mí cuando los necesito, dándome un pañuelo o poniendo sus hombros para llorar en ellos. A los que siempre encuentro cuando más los necesito. 



A los preocupados por nosotros. A los solidarios. A los que siempre nos escriben o nos mandan una sonrisa o un zumbido de afecto en el chat. A los Facebookceros que nos mandan toques de amistad o que nos leen por que gustan de nuestra objetividad. A los que se acuerdan que servimos a Dios y nos llevan en sus oraciones y en sus corazones. A los que nos dan su apoyo moral, espiritual y económico para impulsarnos y acompañarnos en este caminar y servicio a Dios. 

A mis compañeros de viaje, a los que me plantan en los terminales y nunca llegan o aparecen muertos de risa dos horas después, a los que me reciben en los aeropuertos, a los que viajan conmigo por las carreteras del mundo llevando el mensaje, a los que me preparan un buen café mientras celebramos la amistad. A los que no saben preparar un arroz. A las que no saben ni tibiar un huevo. A las que me preguntan cuál es mi plato favorito y me consienten, a los que me soportan cuando soy insoportable. 

A los amigos y amigas, hermanos y hermanas que llenan nuestras vidas. A los cascarrabias, a los molestosos, a las gruñonas, a los pela dientes, a los roncones, a los exagerados, a los que no les gusta perder cuando juegan conmigo, a los presumidos que nunca ganan. A los que gritan como si fueran sordos y hablan solos cuando nadie los escucha. A los que nos cansan si estamos gordos y nos molestan si adelgazamos. A todos ustedes que nos regalan tanto y nos hacen sentir personas útiles, dedico estas palabras: Gracias por su amor y amistad, un abrazo para todos y celebremos este tiempo de la mejor forma, en el Señor.